Sobre incognita

Mantener viva la curiosidad

Destino, a cualquier lugar donde exista la curiosidad

«Mantener viva la curiosidad»

Cada interrogante es una nueva puerta esperando ser abierta.

Pasado el umbral, encontramos la primera respuesta sobre:

  • Tecnología, tech, IT, ciencia, investigación, inteligencia artificial, IA, viajes.

Seguimos con ocio, comunicaciones, redes, telefonía, gastronomía, investigación, análisis, innovación, desarrollo.

No podemos olvidarnos de la domótica, la realidad virtual, realidad aumentada, matemáticas, física, la filosofía.

Cuando Eduard Punset dijo: «Desaprender la mayor parte de las cosas que nos han enseñado es más importante que aprender» me parecío un guiño al mítico programa de televisión llamado La bola de cristal

¡Siempre mantener viva la curiosidad!, por el cine, por el teatro, por la música…

Regresemos al origen, volver al punto de partida, preocuparnos de tener un par de minutos para aprender algo nuevo.

Si algo no sale a la primera, se conseguirá a la segunda, ¿a la tercera?, quizás a la cuarta, tampoco es mal número el quinto, se puede intentar, y volverlo a intentar.

Me encantó escuchar la máxima de «No fueron mil intentos fallidos, fue un invento de mil pasos» (Edison)

No me averguenza juntar a continuación de Edison una de mis frases favoritas de Nikola Tesla, por más que se les intente separar, creo firmemente que ambas figuras han sido necesarias.

«Nuestros primeros esfuerzos son puramente instintivas incitaciones de una indisciplinada imaginación. Pero esos impulsos tempranos, aunque no son productivos, son del momento más grande y podrían darle forma a nuestros destinos» (Tesla)

Juntar esa paciencia perdida tiempo atrás para recuperar sueños olvidados e intentar recordar lo que hemos soñado esta noche, ¿quieres interpretarlos?, así lo hizo Freud.

No quiero finalizar este galimatías sin escribir sobre algo que sin método ni ciencia, es probablemente el punto de apoyo que necesitaba Arquímedes para mover el mundo. Y es que…

«Donde reina el amor sobran las leyes» (Platón)

Cerrar menú