Una visita a Lancaster

Una visita a Lancaster
Una visita a Lancaster

Aunque en un primer momento habíamos pensado ir a cenar a Kendal, las obras de que estaban realizando en la autopista M6, nos obligaron a realizar una visita a Lancaster.

Estábamos un poco desconcertados, pero después de llegar y dar los primeros pasos por la ciudad, llegamos a la conclusión que el cambio había sido para bien.

Lo primero que debíamos hacer era aparcar el coche. Como todavía teníamos dudas sobre las señales, horarios y, por supuesto, las multas, encontramos de casualidad un parking muy cerca de la catedral de St. Peter., en la calle Nelson Street.

En realidad, el estatus de catedral lo consiguió en 1924, ya que anteriormente se trataba de una parroquia.

¿Qué decir?, una de las primeras cosas que nos chocó, fue que tuvieran ondeando en la catedral, la bandera del estado de la ciudad del Vaticano.

Sabemos que aunque la religión «oficial» es el cristianismo (Iglesia de Inglaterra), la cabeza en su jerarquía es, a día de hoy, la reina Isabel II.

Catedral de St. Peter
Catedral de St. Peter

Desde que en 1536, Enrique VIII rompiera el vínculo con la iglesia de Roma, el título de «Gobernador supremo de la iglesia de Inglaterra» ha pasado por los diferentes monarcas que ha tenido el Reino Unido. Desde finales del siglo XVI hasta finales del XVIII, el Vaticano nunca reconoció la legitimidad de la monarquía inglesa.

Un poco sobre su origen.

Después de la introducción, vamos a centrarnos en la visita a Lancaster.

En realidad se trata de una pequeña población, apenas tiene 50.000 habitantes y es muy fácil recorrerla andando.

Como ya os adelanté, en la introducción del viaje, la casa de Lancaster era una rama de la familia real inglesa. Se trata de un antiguo asentamiento, dominado por el castillo de Lancaster, la Iglesia del priorato de Lancaster y el Ashton Memorial. También es el hogar de la Universidad de Lancaster y campus de la Universidad de Cumbria.

Vista de Lancaster
Vista de Lancaster

La reina Isabel II tiene grandes propiedades en esta zona debido a uno de los título que ostenta como «Duque de Lancaster«.

Muchos de sus monumentos están construidos de un material de arenisca de origen local, lo que los distingue por la tonalidad de su piedra.

La ciudad en su día, tuvo un puerto en el propio rio Lune de relativa importancia.

La ciudad tiene diferentes historias, desde la quema de brujas hasta las visitas de Charles Dickens.

Comenzamos la visita a Lancaster

Desde la catedral, según bajamos la calle, apenas a 100 metros metros, nos encontramos con el ayuntamiento. Lo que no supimos deducir, es si el coche aparcado justo delante, pertenecía al alcalde…

Ayuntamiento de Lancaster
Ayuntamiento de Lancaster

Bromas aparte, el ayuntamiento (situado en Dalton Square) fue inaugurado oficialmente el 27 de diciembre de 1909 por Lord Ashton. En realidad se trata de un nuevo ayuntamiento, ya que reemplazó al antiguo situado en Market Square, (ahora el Museo de la Ciudad). En aquel entonces, las arcas de la ciudad no contaban con buena salud y no se podía financiar la nueva edificación, pero Lord Ashton se ofreció a financiar la construcción del nuevo edificio municipal.

El horario del ayuntamiento es de Lunes a viernes, de 9:00 a 17:00.

Nota: Lord Ashton (James Williamson) era un empresario multimillonario de Lancaster, que había hecho su fortuna después de heredar la empresa familiar «Williamson’s«. Esta empresa exportaba por todo el mundo hule y linóleo.

Seguimos el recorrido hacia Dalton Square.

Paseando por el centro

Seguimos por el Dalton Square hacia el norte, cuando a 200 metros, encontramos lo que antiguamente fue una antigua iglesia del siglo XVIII reformada en pub. Desafortunadamente, este local se cerró en 2014 y así se ha mantenido desde entonces.

Lancaster's Friary
Lancaster’s Friary

Buscando un poco sobre su historia, encontramos en las noticias que existe un plan de reapertura. El local se someterá a un importante programa de reparaciones para volver a abrir sus puertas como pub y restaurante.

Durante cualquier temporada

Lancaster
Lancaster

Estamos en el museo...

Seguimos por Church Street, para llegar a una zona más comercial. Centros comerciales, cines, tiendas y restaurantes se disponen en esta pequeña área.Seguramente podréis encontrar cualquier cosa que necesitéis u os interese entre sus comercios.

El recorrido es breve, ya que el museo lo podréis encontrar con sólo recorrer otros 200 metros desde el citado «The Friary«

Museo de la ciudad
Museo de la ciudad

Sólo añadir una cosa, y es que la crisis financiera en el año 2008 afectó seriamente a los negocios de esta localidad (por desgracia, en Lancaster y en casi todas las ciudades de cualquier pais). Tanto es así, que incluso pudimos ver colgados algunos carteles como el siguiente:

Crisis comercial
Crisis comercial

Llegando al castillo

Actualmente es propiedad de la reina Isabel II. Después de una extensa vida, este castillo del siglo XII se conserva de forma excepcional, de hecho es uno de los castillos mejor conservador del Reino Unido, pero mejor no queráis saber su secreto. Desde su origen como fortificación, pasó a convertirse en prisión. Hasta su cierre en 2011, era la prisión en funcionamiento más longeva de Europa.

Castillo de Lancaster
Castillo de Lancaster

Si prestas atención, sus muros podrán revelarte alguna de sus historias, por citar alguna, como en 1612 declararon culpables a las «Brujas de Lancashire» y sobre su trágico final.

Actualmente este castillo suele ser un lugar solicitado para celebrar bodas y banquetes, ¿quién no ha querido ser tratado durante unos minutos como un rey o una reina, o en el peor de los casos, como un príncipe o una princesa?.

Eso sí, manteniendo la regia compostura y siempre y cuando cumplas con las siguientes normas…

Normas del castillo
Normas del castillo

Los horarios para las visitas empiezan a las 9:30 y terminan a las 17:00. El precio por adulto viene costando unas 8 libras, si eres estudiante, jubilado o niño, tendrás un descuento de 1,5 libras.

Os marco la localización del castillo, aunque no hay perdida en esta pequeña localidad

Unos pocos metros más...

Junto al castillo podéis ver el «Lancaster Priory Church», la iglesia episcopal.

Esta iglesia suele ser lugar de visita por todos aquellos que se acercan al castillo, según cuentan, recibe más de 30.000 visitas al año.

Lancaster Priory
Lancaster Priory

Lo mejor de llegar aquí, es que te permite ver la ciudad de Lancaster desde una perpectiva fantástica, no os diré que es un mirador, pero poco le falta para llegar a esa categoría.

Otro detalle importante, detrás de esta iglesia se encuentran los restos de una casa que, se piensa, perteneció a un funcionario romano. Dicha casa fue demolida en el 340 D.C., para construir un fuerte. Todavía se puede contemplar parte del muro (Wery Wall) de este fuerte.

Roman Bath House
Roman Bath House

Estos restos fueron descubiertos en 1973. Se puede ver parte de una gran casa con un patio.

De vuelta al hotel

Ya se estaba haciendo de noche, así que decidimos acercarnos de nuevo al museo de la ciudad (la zona principal de restaurantes), para asegurarnos un sitio donde poder cenar algo que no fuera comida rápida. Mientras cenábamos, pensamos en la posibilidad de volver a Lancaster, pero la agenda iba lo suficientemente apretada como para añadir un día más.

En realidad Lancaster puede ser visto, de manera superficial, en un día, sin necesidad de coche, con mucha tranquilidad y caminando. De todos modos, si queréis disfrutar de los eventos que se hacen cerca del ayuntamiento, en la iglesia o cerca del museo de la ciudad, deberíais pensar en quedaros alguno más.

Deja un comentario

Cerrar menú