Una visita a Manchester

Una visita a Manchester
Una visita a Manchester

¿Cuantas veces hemos escuchado alguna referencia o noticia de Manchester, aunque haya sido de futbol?. ¿Cuántas veces has deseado hacer una visita a Manchester?.

Destacar de esta ciudad varias cosas, entre ellas, la estación de trenes «Manchester Liverpool Road» fue la primera estación de trenes interurbanos de pasajeros del mundo y su gran relevancia en la revolución industrial, de hecho fue la primera ciudad industrializada del mundo. La ventaja de tener energía hidráulica y acceso al mar en Liverpool (unos 55 km.) fue determinante.

Una cita ineludible cuando visitas esta ciudad sería acudir al museo de ciencia e industria. Tenéis el museo y la estación en un mismo sitio. De paso, podéis echarle un vistazo desde fuera (el que pueda permitírselo, que lo haga por dentro) del Hilton Tower, su arquitectura no deja de ser curiosa. Añadir que se pueden los restos del fuerte romano construido en el año 79 D.C, aunque está completamente restaurado.

Casualmente, apenas una distancia de 300 metros podéis ver donde se encuentra el instituto Cervantes en Manchester.

La ciudad se convirtió en el principal centro internacional de la fabricación textil e hilado de algodón. Durante el siglo XIX adquirió el apodo de «Cottonopolis».

Cabe destacar también la red de canales y molinos construidos durante los siglos XVIII y XIX.

Los apasionados del fútbol ya sabrán que dos equipos de la Premier League, el «Manchester United» y «Manchester City» son de allí.

Os indico el lugar donde podréis ver los lugares anteriormente indicados.

Orígenes y otras curiosidades

Desde sus orígenes como asentamiento civil asociado con la fortaleza romana de «Mamucium» o «Mancunium«, que se estableció alrededor del año 79 DC.

Manchester alcanzó el estatus de ciudad en 1853. El canal marítimo de Manchester (58 km.) se abrió en 1894, creando el puerto de Manchester y uniendo directamente la ciudad con el Mar de Irlanda

Después de la Segunda guerra mundial se produjo su desindustrialización.

Otras curiosidades sobre Manchester:

  • La división del átomo
  • Se desarrolló la primera computadora de programa almacenado (almacena las instrucciones en una memoria electrónica, en vez de hacerlo a través de un panel o tablero de conexiones)
  • Creación del grafeno (De forma breve, diremos que se trata de una lámina delgada de carbón: una capa de átomos organizados en un diseño hexagonal, un panal. Se conoce como material de 2 dimensiones porque sólo tiene un átomo de grosor)

No quisiera comenzar sin destacar...

El pasado fin de semana, por casualidad, vi un programa en RTVE que me fascinó. Trataba de diferentes alumnos que estaban cursando sus respectivos programas Erasmus+

Concretamente, el apartado que estaba viendo, trataba sobre una chica española que tenía discapacidad visual y de cómo la universidad de Manchester, por iniciativa propia, mejoró la integración de esa alumna poniendo a su disposición un «tomador de apuntes».

El planteamiento de la universidad de Manchester es sencillo. Si una persona encuentra algún tipo de impedimento o traba a la hora de acceder a la formación, el problema no es de la persona, sino de la propia institución.

No dudo que cualquier universidad, proponga soluciones de accesibilidad a cualquier persona que desee entrar a formarse, pero asignar de sus propios fondos, una persona destinada a tomar apuntes para dicha persona, realmente me sorprendió gratamente.

Aterrizaje en Manchester, comienza el viaje

Mirando por la ventanilla del avión, lo único que se divisaban era un mar de nubes, pero según el avión iba descendiendo, las primeras edificaciones de Manchester se podían divisar.

Tras recoger las mochilas, nos dirigimos a la entrada del aeropuerto, donde la empresa de alquiler del coche nos recogería. Aunque la empresa «Dollar» está a dos km., siempre viene bien una ayuda al principio, cuando estás desubicado y cargas con las mochilas.

Alquiler de coches
Alquiler de coches

La empresa está situada en:

Un empleado de la empresa nos dio un par de consejos respecto a la forma de conducir, las rotondas a la izquierda, seguir a los coches, y cuando queramos visitar una ciudad, mejor moverse con el transporte público, más que nada a la hora de aparcar, o evitar multas inesperadas.

El precio del alquiler por 15 días con el seguro completo (Full Protection Insurance), nos salió por 400 euros. La retención que nos aplicaron fue de 540 euros (al cambio), dinero que devolvieron al entregar el coche al cabo de unos días. En ese sentido no hubo problemas.

Lo único que se necesita para alquilar un coche es:

  • Pasaporte si eres de fuera de la unión europea, en caso contrario con un carné tipo dni, nif…
  • Carné de conducir en vigor
  • Tarjeta de crédito para el pago y la retención, aunque se puede hacer con una tarjeta de débito, no os lo recomiendo debido a la fluctuación del precio de moneda

A estas alturas, si el coche no viene con sistema de navegación GPS, tampoco es un problema, ya que cualquier móvil puede hacer las funciones, así que marcamos el destino, un apartamento que habíamos alquilado y nos pusimos en camino. La distancia del aeropuerto a Manchester es de poco más de 15 km. así que la primera experiencia de conducción fue breve.

Recomendaciones sobre moneda y tarjetas

Tened cuidado a la hora de elegir con qué vais a pagar las cosas.

  1. Informaros si vuestra entidad bancaria os cobrará alguna comisión por compras en otra moneda
  2. Siempre debéis llevar algo en efectivo, zonas de aparcamiento, incluso «Guest Houses» que sólo aceptan pagos en metálico (negocio turbio…)
  3. Si efectuáis alguna retención con una tarjeta de débito (por ejemplo el alquiler del coche), debéis tener cuidado en la devolución, ya que si el precio de la libra ha bajado, la devolución de la comisión que os cobraron será de una cantidad menor, pero eso es algo que no se puede controlar.
  4. En comercios, autobuses y espectáculos suelen ser bastante meticulosos con los billetes (libras) que les entregáis. Me explico, si lleváis billetes que teníais guardados de un viaje anterior y estos han sido retirados de circulación por antiguedad, no os los aceptarán y os mandarán ir al banco a cambiarlos por otros de nueva circulación.

LLegando al apartamento

Sabíamos el que resto del viaje, debíamos ahorrar en los hoteles y «Guest Houses«, ya que el precio del alojamiento en las Highlands crece de forma exponencial. Este primer alojamiento, al menos,  queríamos disponer de un poco de «lujo».

Por lujo me refiero a un apartamento completo con dos habitaciones, un baño, una cocina americana y zona interior para aparcar el coche y que estuviese a las afueras del centro de la ciudad. La ventaja de este apartamento era que tenía una parada de bus a 50 metros que nos llevaba directamente al centro de Manchester.

El apartamento pertenece a «Bluestone Apartments – Harvard«, y el precio por noche nos costaba unos 75 libras, tampoco demasiado caro si compartes el apartamento.

¿Queréis saber qué fue lo que echamos realmente de menos?. Una persiana en las ventanas… El sol empezaba a asomar a eso de las 6:00 de la mañana, y a menos que tuvieras el sueño muy profundo o la cabeza hundida entre las mantas, las cortinas que generalmente encuentras en Gran Bretaña no impedirán que entre la luz.

 

La dirección de los apartamentos es:

Era bastante tarde, y como disponíamos de cocina en el apartamento, decidimos pasarnos por el Tesco que teníamos a menos de 1 km. para hacer la compra de los desayunos y las cenas que haríamos durante los tres días que pasaríamos en Manchester. Los precios son como los de cualquier supermercado, no noté diferencia por el cambio de moneda o país.

Una visita a Manchester... en autobús

Como sabíamos que las zonas por donde íbamos a movernos eran muy concretas y no queríamos mover el coche, la mejor opción era el autobús.

Comprando el «Day ticket» en el mismo bus (sólo tienes que pedírselo al conductor), podíamos viajar todo el día en autobús.

Viajar en los autobuses de Manchester es como viajar en un autobús turístico, si tienes la fortuna de tener asiento libre en la segunda planta y además, en la primera fila de asientos, la perspectiva mejora bastante.

El billete «general» son 5,8 libras, es decir, puedes usar cualquier autobús, cualquier zona, todo el día, pero tienes otras opciones.

Lo puedes consultar en:

https://tfgm.com/tickets-and-passes

Otra página donde puedes verlo es:

https://www.stagecoachbus.com/regionaltickets/greater-manchester/manchester/daytickets

Aunque el casco antiguo de Manchester lo puedes ver sin necesidad de ir cambiando de autobús, conviene disponer de este billete para los momentos en que llueva o necesites descansar un poco.

Legoland discovery center, Sea Life

Siempre hemos tenido curiosidad por ir a un parque de Lego (en Europa sólo hay en Alemania, Dinamarca y Reino Unido), así que este era el momento oportuno. En Manchester hay un Legoland Discovery center (versión reducida de un parque Legoland) y como la ruta del autobús coincide, podríamos ver de paso el «Old Trafford«.

La visita de Legoland fue muy divertida, las maquetas de edificaciones y eventos que puedes encontrar son increíbles. Este centro es totalmente interior, de hecho se encuentra en un centro comercial, lo cual fue de agradecer, porque empezó a llover fuerte y nos salvó de un buen remojón.

Cuentan con varias atracciones donde puedes montar, desde vagonetas con pistolas laser, norias, hasta una pequeña pista de cars, diferentes talleres donde te explican curiosidades sobre este pequeño mundo y eventos según el horario. Coincidió que durante las fechas de verano, había comenzado la «Escuela de magia de Merlín«, donde elegías una casa de magia y tenías que realizar juegos y adivinanzas.

Se pueden comprar las entradas en:

https://manchester.legolanddiscoverycentre.co.uk/tickets/

Conviene aprovechar la oferta del combinado, es decir, en el mismo centro comercial y a menos de 20 metros, está el «Sea Life Manchester«, un acuario. El acuario no está mal, pero no es visita obligada, de todos modos, siempre y cuando puedas aprovechar la oferta «Two Attractions» (la oferta quedaría en 17 libras, de otro modo son unas 12 libras). Si has decidido entrar, podrás ver (según el horario) cómo alimentan a las mantas.

La dirección del dentro comercial es:

The Orient, Stretford, Manchester

Old Trafford

Mientras íbamos de camino hacia Legoland, pudimos contemplar el estado de fútbol llamado Old Trafford, la casa del Manchester United.

Estadio Old Trafford
Estadio Old Trafford

El precio por hacer una visita al estadio y al museo es de 25 libras para los adultos y 15 libras para jóvenes, de todos modos, podéis acceder a algunas ofertas si vais en grupos o en familia. De este modo podréis rascar unas 3 o 4 libras.

Podéis reservar las entradas en este enlace:

https://www.manutd.com/en/visit-old-trafford/museum-stadium-tours

El centro de Manchester

Llegó el segundo día, y como ya temía, la luz del sol entraba por todas partes aún a pesar de tener la cortina completamente extendida. A regañadientes nos tocó madrugar de nuevo, así que después de un gran desayuno en el apartamento, volvíamos a coger el autobús para llegar al centro.

Según bajamos, a pocos metros teníamos «Piccadilly Gardens«. Por cierto, en esa misma plaza tenéis un banco Santander donde poder cambiar billetes en desuso o eliminados de circulación.

Puedes aprovechar para ver la estatua de la reina Victoria, si tienes niños hay un parque infantil allí mismo donde podrán, siempre que no haya llovido, disfrutar de unos pocos columpios.

Algo que nos llamó la atención fue que, antes de las 11:00 habían colocado una gran cantidad de puestos de comida. Desde comida turca, griega, tailandesa, china, perritos calientes, hamburguesas y hasta un puesto de paellas. A partir de las 12:00, la gente salía (suponemos del trabajo) para comer o picar algo y volver de nuevo.

Comida en la calle
Comida en la calle

No pudimos resistirnos y decidimos comprar en un puesto chino, unos crepes con ternera, verdura, tofu y huevo.

Nos sentamos en uno de los múltiples bancos que hay rodeando la plaza para poder comer tranquilamente, por más que el tranvía pasaba bastante cerca, podíamos escuchar a un músico africano tocando la MBira mientras cantaba. Si dispones de un rato, te recomiendo que hagas lo mismo cualquier día, además, nunca viene mal un poco de descanso en un día que parece una contrareloj.

En dos tiempos

Por desgracia, el mal tiempo nos retrasó en Manchester, los planes que teníamos de poder ver todo el centro en un día, tuvieron que dividirse en dos, pero al contrario que Aníbal del equipo A, a mi me encanta que los planes varíen con otras opciones que nos esperábamos (bueno, sólo en los viajes…).

Desde Piccadilly cogimos el autobús número 250 que nos dejaría en pocos minutos en una parada justo delante del Hilton Tower, en «Deansgate – Castlefield».

Hilton Tower
Hilton Tower

El tiempo no anunciaba nada bueno, así que nos dimos prisa en ver aquella zona. Tal como os dije, tenéis todo muy cerca, la torre Hilton, el instituto Cervantes, el fuerte romano de Castlefield y el museo de ciencia e industria.

La entrada al museo es gratuita, aunque tiene eventos, dependiendo de la hora, que tendrás que pagar si quieres entrar. Si no andáis muy sobrados de dinero, no os preocupéis, el museo es muy amplio y tiene mucho por ver.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue que en la entrada tenían una replica funcional de la primera computadora con programa almacenado (SSEM, Baby Manchester), además que hay varios voluntarios que aparte de mantenerla, te responderán a cualquier pregunta que les formules, están deseando hacerlo.

Nota:

En 1936 Alan Turing desarrollo la idea de una máquina que siguiendo las instrucciones localizadas en su memoria prodría resolver cualquier problema. En 1948 llegó a Manchester para ocupar el cargo de director del laboratorio de computación.

Dentro del museo hay diversas actividades, incluso puedes hacerte un collar o una pulsera con piezas que reflejan la luz ultravioleta.

Dentro hay mucho que ver, pasaréis la mañana (hay cafetería dentro, por si las fuerzas os flaquean) o la tarde entera, por lo menos, hasta que cierren.

Descubriendo el ayuntamiento y más

Es hora de visitar toda la zona centro. Siempre que se presenta Manchester, suele aparecer una foto del ayuntamiento (con algún cartel), pero en la zona alrededor descubriréis muchos otros lugares interesantes.

El palacio de congresos, la Opera House, ​la sala de conciertos Bridgewater Hall, el palacio del teatro, la biblioteca central, el auditorio Albert Hall, la biblioteca de la universidad John Rylands, el memorial de Alan Turing…

Esta zona se puede visitar en un mismo día, haciendo sus pertinentes paradas para comer y tomar alguna cerveza o café, disfrutando sin demasiados agobios.

Si queréis asistir a algún concierto u obra de teatro en alguno de los sitios que os acabo de mencionar, podéis hacerlo en el siguiente enlace que os dejo:

https://www.manchestertheatres.com

La catedral queda un poco más alejada, pero también se puede ir andando a ella, cuando llegas a Piccadilly Gardens, apenas tienes 1 km., en 10 minutos estás allí.

No cobran por la entrada, aunque sí aceptan donativos, y si quieres sacar fotografías con una cámara de fotos o el móvil, según indica, tiene un recargo de 1 libra.

Catedral
Catedral

Todo el casco antiguo se puede recorrer caminando de forma muy tranquila hasta completar el recorrido de nuevo en Piccadilly Gardens, donde cogeríamos el autobús de nuevo que nos llevaría al apartamento y finalizar esta corta visita a Manchester. Al día siguiente debíamos llegar a la siguiente parada en Killington lake a 128 km. Aproximadamente, nos debería llevar hora y media en llegar, pero debido a que constantemente había obras en la autopista M6, el viaje se alargó hasta las 2 horas y media.

Deja un comentario

Cerrar menú